Malcolm y Marie

Es una peli de Netflix, y tiene comentarios 50/50, algunos la critican a morir y dicen que perdieron 1:30 hora de su vida, otros que estaban enamorados de ambos personajes, y otros que muchos conocidos (“un amigo”, ja, la típica)con relaciones tóxicas se sintieron identificados. Lo cierto es que no te deja indiferente.

Comienza con Zendaya desplegando toda su belleza en la pantalla, en blanco y negro y un novio demasiado hiperventilado, ansioso y feliz como cabro chico, creo que es perfecto para sentir la misma rabia que siente ella con él, casi puedo entenderla antes de los 10 primeros minutos.

NO ES SPOILER//

Y poco a poco, comienza una serie de diálogos y montaña rusa de emociones durante la noche, que es detonada por el hecho de que él no la menciona en los agradecimientos el estreno de su película (era el director).

Algo que me llamó mucho la atención fue un comentario, de un hombre, que menciona algo así como que durante toda la película está esperando que ya tengan sexo o ya terminen de una vez. Y eso me hizo pensar que esta película es muy buena, sorprendentemente buena, y depende de si eres mujer u hombre, el análisis.

Si está llena de lugares comunes y también son muchas discusiones para una sola película, pero logra conectar actitudes tan normalizadas que duele, duele un poco ver en una película lo que a veces una piensa es algo único, algo esporádico, y que al final es una construcción social.

La reacción de Malcolm a casi todas las discusiones, sus movimientos, sus argumentos, sus formas de defenderse/hacerle daño a Marie. Su forma de evadir y cambiar el foco de la responsabilidad de cada uno de los problemas.

Si bien Marie no es perfecta, ella está toda la noche conectada con sus emociones, e intenta con una cabeza bien lógica hacer que Malcolm comprenda, se ponga en su lugar, empatice con ella. Igual me costó creer la naturalidad de sus argumentos, porque es la versión super capa de alguien en una discusión, cuando lo típico es que dos días después del altercado se nos ocurran las mejores respuestas, ella los tiene ahí, en ese momento, y le da con certeza a todos los errores que comete su pareja… me angustia mucho verla sufrir y explicar intentando que él entienda, aunque a ratos ella tampoco se entiende mucho, sobre todo lo que quiere, y si lo pensamos bien, es lo que ocurre cuando algo duele y comenzamos a escarbar, como la molestia A termina siendo solo la punta de un iceberg que esconde cosas mas profundas y delicadas.

Creo que todos deben verla, cachar si se identifican con algo, alguno de los personajes, algún argumento, lo que sea… y muy importante también, verla en compañía de una persona del sexo opuesto. Es muy heavy como se “lee” de diferente forma dependiendo de los paradigmas de cada lado.

No le daria premios porque poco sé de cine y todo eso, aunque todo me gustó, el blanco y negro, el sonido, la fotografía.

Solo me llamó la atención la vestimenta que ella usa gran parte de la película (calzón y polera sin mangas, ademas de pelo húmedo) cuando su pareja esta con pantalón, polera, camisa y hasta zapatos (y eso me hizo recordar la visión masculina de una mujer en las películas, aunque casualmente mientras yo pensaba en eso, hay un dialogo sobre lo mismito entre los protagonistas, así que punto para Sam Levinson, director).

Quiero que todos la vean, todas… todas, y que me cuenten que les pareció.

Ya no tengo abuelos.

Uno de los primeros recuerdos que tengo es alguien levantándome y subiéndome a la cama de mi abuela Dominga, me decían que me despidiera de ella. No se si era la despedida final o si era una simple de alguna visita, pero no tengo en mi memoria otra escena con ella. La abuela Dominga, mamá de mi mamá, murió cuando yo tenia menos de 4 años.

Si bien la cercania de mi alma estaba con mis abuelos paternos, el papá de mi mamá, mi tata José, me quería mucho, yo era su regalona de hecho, me pasaba billetitos y me compraba cosas, o le decía a mi mamá que lo hiciera. No conversábamos porque él tubo una trombosis lo que hizo que le fuera muy difícil hablar y muchas cosas más. Pero era tierno y se reía con mis estupideces. Recuerdo mucho que le gustaba la Menta y Manzanilla, no las aguas de hierbas sino que esos copetitos de bajativo, mi mamá le compraba y él los disfrutaba como si de un manjarsh se tratara. Cuando murió yo estaba de vacaciones en Lampa, la Carmelita me contó, pero me dijo que no tenía para que sentirme triste porque él estaba aburrido de vivir con todas las limitaciones que tenia, me aguanté la pena todo el día pero al acostarme lloré un poquito

Luego de eso pasó mucho tiempo hasta que el 2019 mi Carmelita dejó este mundo, es el dolor mas permanente que he sentido, y de a poco aprendo a vivir con esa sensación en el alma. Sin embargo la siento presente en mi día a día e intento de honrar su memoria cada vez que puedo. Mis preparaciones y mis afectos, mi forma de querer y cuidar a los demás, ademas de mi forma de ser mamá, mucho de lo mejor que tengo lo aprendí de ella, me alegra haber podido decirle todo eso mientras estaba en el hospital, agradecerle por su presencia en mi vida, sus cuidados y enseñanzas.

El domingo pasado (31 de enero) me llama mi mamá y sin anestesia me cuenta que mi tata murió. El papá de mi papá, esposo de la Carmelita, tuvo un ataque y murió. Se me paró el corazón un segundo, mi mamá no es la mejor dando noticias de ese estilo, pero al saber que su muerte fue tranquila me sentí aliviada por él.

Y así es como el fin de semana pasado dejé de tener abuelos, obvio que la semana pasada fue todo un repaso de mi infancia, sentía que con mi tata vivo aun había una conexión entre mi infancia y mi yo actual, algo tangible… que ese domingo se acabó. Recordé muchos momentos que ahora solo yo recuerdo (aunque claramente mi tata no recordaba esas cosas, estoy segura) pero las fotos mentales de él, viendo la tele, alguna película de Cantinflas, cuando sentía que se iba a poner a llover y acomodaba algunos baldes para que recibieran el agua, que después usaría para regar plantas (un visionario). Su manía por las tareas repetitivas, como cuando la Carmelita vendía Cubos de fruta (helados en bolsa) y é desde tempranito las cortaba de a una, las ordenaba con una paciencia de santo en montoncitos de a 10, y cuando se comenzaba con el llenado, el iba abriéndolas … de ese trabajo casi diario creo que comencé a cultivar la paciencia, jejeje. También disfrutaba lustrar zapatos y cuando viví con ellos, esperaba ansioso que yo llegara del colegio y me cambiara la ropa para limpiar, lustrar y sacar brillo a los míos… nunca valoré ese trabajo porque era normal ir con los zapatos muy limpios, pero ahora aprecio tanto ese detalle, ese cuidado, y esa pasión por el detalle.

Y me quedé sin abuelos, sin ganchos mentales a mi infancia, pero llene el corazón de recuerdos lindos, de momentos que estaban guardados en algún lugar, y como decía el… ASIII NO MAS.

NO SON ETERNOS, fisicamente al menos. Besitos al cielo, al universo o donde sea que estén.

Cuarentena y las artes

Cuando comenzó todo esto del enclaustramiento me sentí re bien, igual sigo pensando que es lo mejor, porque me dio la posibilidad de descubrir el teletrabajo sin embargo no todo es perfecto, porque claro, lo ideal sería poder continuar con la vida linda normal, y ademas, trabajar desde casa, o desde otra casa, o desde un lugar en el centro, o parque no se… sin embargo lo que toca es no poder salir.

Pensé mucho en lo que haría porota para no aburrirse, porque jelou, tenia 8 años cuando empezó la cuarentena (cumplió 9 el 5º día de encierro pero es casi lo mismo), y no es que vivamos (vivíamos) en una mansión enorme que permita que ella haga algún movimiento que la llegue a cansar, así es que actividad física descartada. Y acá es, señores y señoras, donde tomó protagonismo mi espíritu consumista de artículos y materiales de artes y manualidades (aplausos)…

Tenia cajitas con materiales para bordar, crin para hacer… figuras de crin, lana, algodón, hilo, crochet, palillos, papel, papel lustre, papel para pintar acuarelas, bisturí, resina, plasticina, libros de arte, pinceles, tempera, muchos cuadernos para dibujar, lápices de colores, papel lustre y papel para hacer origamis, ademas de todo eso, harina, tuve que comprar moldes para cupcake pero fue un mínimo trámite.

Si bien yo estaba super entretenida (por no decir colapsá) con todo lo de la vida adulta que me tocaba resolver (pero internamente feliz, que no significa que no me quejo ni me colapso)y no tenia mucho tiempo para poder distraerme (a veces trabajaba de 7 a 21:00, sobre todo cuando nos adaptábamos a todo el tema nuevo) aproveche de hacer entrega de todo lo mío a mi pequeña artista, y por suerte es igual de busquilla que su santa madre (yo). Entonces no es que tuviera que acompañarla a crear, todo lo contrario, ella se desaparecía y solo aparecía para comer, jajaja. Creó cosas batanes, su mega mejor aliado al comienzo fue la plasticina. Intentamos juntas lo del crin pero se aburrió rápido de eso (algún día retomará, conozco a una detallista cuando la veo) y lo mismo con tejer, ahí si que no me aventuro a decir que lo intentará nuevamente porque el Peak de frustración fue intentando hacer una cadena, jajajaja… igual yo que estaba aprendiendo tb no era la mejor maestra, pero la dejo ser, total, gente que teje nunca faltará en este mundo hermoso.

Los lápices y pinceles fueron también un gran escape para su creatividad, y había olvidado que en esa caja de pinturas (temperas, acrílicos y acuarelas) también tenia pintacaritas, y napoh, ella lo descubrió y uso su rostro como lienzo, mas de una vez, pero me encanta que la búsqueda del color sea en cualquier soporte, ashi como consheptualmente … en las manos se hacia unos degradé interesantes solo usando los dedos… yo la miro y disfruto, y le digo que después se lava no mas, total, todo es arte.

Se que no es necesario aclarar nada, porque esto no es regla de vida de nadie, pero para mi es importante el arte, y me emociona que porota lo viva, que creo que es la mejor forma de crear y vivir. Para algunos puede que este bien que sus hijos se den vuelta un videojuego, y eso es increíble si a ellos les hace felices, lo mismo si sus hijos cocinan, o saben de películas o aprenden un instrumento musical… acá no importa lo que hace, sino como mamá, siento que debo proveerle lo necesario para que ella disfrute plenamente. Respecto a la lectura, por ejemplo, yo adoro los libros gordotos con harta letra y ella es mas de cómic (y siempre me aburrieron, porque los leía muy rápido) entonces como leer es importante para mi, le dejo material de lectura que a ella le guste, y todas felices… siempre hay que buscar el equilibrio, encuentro yo, porque si fuera la música, por ejemplo, y le gusta la batería… Nica podría tenerle una acá en el Depa, ademas de por el espacio, por el ruido, así es que buscaría algo que le guste y nos mantenga con la vida en equilibrio, un poco al menos….

Y así sigue creando, y me gusta como crea, porque yo soy super obsesiva por el detalle y lo que imagino procuro llevarlo a cabo casi de forma completa, milímetro a milímetro, en cambio ella, por ejemplo, al hacer un dibujo o pintar, es bien libre, fluida… y a veces me dan ganas (esas que nacen en la guata) de decirle que la linea debe ser linea… pero la veo y se que me tengo que callar y no wearla, porque es su creación, y que lindo es ver que tiene su estilo propio y que le gusta… eso es lo que mas me gusta, siempre le pregunto si le gusta lo que hizo, y cuando lo mira, me dice si y pone carita de orgullo, emociono.

Y bueno bueno bueno, no se cuanto mas nos quede de cuarentena, pero si se que ganas de crear por acá al menos siempre hay.

Hablemos de pandemia

Y como siempre, tarde pero a tiempo, jaja, escribiré sobre la pandemia, básicamente porque anoche escribí y dormí super bien.

Pos pa que les digo que estaba al tanto de lo que era eso de covid, porque no veo noticias, y escuchaba comentarios en la oficina o en grupos de WhatsApp pero no entendía mucho el tema. De hecho recuerdo que recién googlee (guglié?) sobre esta “cosa” cuando en la oficina alguien dijo con tono alarmado “ES PANDEMIAAAAA”, y eso fue casi en marzo.

Teníamos vacaciones programadas con un itinerario relindo. Comenzaríamos el 20 de marzo viajando muy temprano a Puerto Montt para tener desayuno de cumpleaños de porota, luego visitábamos a mi hermana que vive allá y luego de un par de días de regalones, partiríamos a Chiloé.

Por cosas de la vida, nuestra área en la pega comenzó con un piloto para entregarnos notebook y probaríamos desde febrero la opción de trabajo remoto, esto impulsado por la Revuelta de octubre y na que ver por el covid, pero sin querer queriendo nos sirvió porque cuando dijeron que el 16 de marzo comenzaba la cuarentena, yo tenia mi equipo listeylor en casa, para poder trabajar desde ahí. Sin embargo… las vacaciones… lentamente fuimos soltando el viaje, y llamado a la aerolínea pa cachar que pasaría con los pasajes… por suerte quedaron abiertos hasta diciembre de 2021, aunque capaz que ese plazo se amplíe porque como van las cosas…

Y así comenzamos el 16 de marzo, en casa. Lo primero que hice fue comprar papel higiénico, jajajaja no… pero si tuve que ir al supermercado, ya que nosotras comíamos en nuestros lugares diarios, colegio y oficina (o con quien cuidaba a porota) y nuestra despensa siempre era baaaasicamente, cosas para comer mientras veíamos películas, porque los finde eran los momentos de cocinar y casi siempre caía ante los ojitos de porota pidiendo comida china o sushi o el restorant tan weno de calle Brasil…

Debo reconocer que a diferencia de muchos amigos y conocidos, no me sentí colapsada, ni superada, ni angustiada, porque amigues… no se imaginan lo difícil que es coordinar todo en casa teniendo que salir de ella… quien busca, cuida, alimenta y atiende a porota mientras estoy en la oficina es el mayor de los temas, pero tb estaba el de los perros, el aseo, disfrutar nuestro espacio, atender los compromisos de ambas post pega. Ay si recuerdo con tanta alegría TENER QUE ESTAR EN CASA, se que hablo desde mi maravilloso privilegio y lo agradezco enormemente. Nuestro mayor problema el primer mes, fue que no teníamos suficientes pijamas para estar todos los días con uno puesto…

Hablando de temas de “seguir con la vida laboral/educacional” fue un tema, pero no arruinaré esta historia y dejaré este post con ambiente de gratitud y alegría por poder reencontrarnos, abrazarnos mas y poder cumplir el sueño del trabajo remoto, que siempre imaginé (entiéndase por siempre, desde el momento en que fui mamá).

Ya no somos Mujerymedia

9 años ya, casi 10, y con orgullo en la corazonada, puedo decir que mi Porota ya no es mi media, es una entera, una entera que crece a la velocidad de la luz.

Y bueeeeeeno, han pasado muchas cosas, entre medio una pandemia, que nadie se esperaba, claro está, y día a día voy viendo como esa Porota que dependía de mi para todo, es cada vez mas independiente. Ya decide muchas cosas por si sola y eso me llena de orgullo.

No digo que sea bajan gracias a mi, para nada, o sea tampoco me resto mérito, pero ella es demasiado buena materia prima sobre la cual trabajar, es atenta y divertida, cariñosa y divertida, muy pensante y divertida… nos reímos mucho y eso me hace sentir muy afortunada.

Gracias a la pandemia, y no digo gracias como agradecimiento, sino que en ese otro sentido, pude conocerla mas, es heavy pensar que no habíamos pasado tanto tiempo juntas desde el post natal, ahora ya son como 10 meses de estar casi todos los días todo el día juntas. Al principio costó un poco la interacción porque yo debía organizarme entre la vida de oficina, cocinar, atenderla, colegio y toooooooooodo, pero ella muy partner desde siempre, solo pedía que cuando iba a comprar le trajera cosas ricas para comer.

Entre medio de todo eso nos cambiamos de Depa, a uno mas grande y bonito, con espacio para cada una, y aunque seguimos durmiendo juntas muchas veces, que ella administre su espacio y lo ordene, limpie y cambie es una hermosa escena.

También esta dejando de ser tan niña, aunque aun juega tardes entera con sus muñecas. este cambio lo noto principalmente en su ropa, ya que ahora elige, y le gustan combinaciones mas de Lola lolein, aunque si bien nunca fue fan de la ropa rosada con monitos, era lo único que había en su talla, entonces ahora, ya mas grande (y vaya que crece) puede jugar un poco mas con eso, y hace combinaciones bien interesantes (acá creo que hay mucho de los genes de Jonah, su padrino, que ya nos cuestionamos si es su verdadero padre, jajajaj).

Me gusta sentirla como una compañía, ya que como mamá, muchas entenderán, somos las atendedoras de nuestrxs hijxs, pero mi Porota es super amable y atenta, y nos cuidamos mutuamente. Con todo lo de la pandemia y que gastaba menos plata porque ya no salíamos a comer y todo eso que uno hacia cuando la vida era distinta, me compré una Nespresso, siempre soñé que alguien que me amaba llegara con una de ellas pero bueh, que mas amor que el mío por mi, así es que la compre… entonces mi Porota, cada día a eso de las 16:00 es mi barista estrella y me hace un cafecito de media tarde, que acompaño con un pastelero (estas curvas no se mantienen solas pueh), y siento todo su amor, todo su cariño, el saber que somos iguales, que podemos cuidarnos mutuamente. Esa sensación, querides, es impactante.

La noto leyendo mas, mucho mas, y esa es chochera personal e intransferible, y obvio que procuro comprarle los libros que le gustan, y me gusta que cuando se va a dormir me dice que quiere leer un poco. Me gusta mucho también, que toma cuentos que yo le leía cuando era pequeñita, cuentos tiernos y cortitos, que le lee a Lula o sus peluches.

Hay días oscuros, oooooh si, en los que dice que es tonta, que no sirve, que cuestiona su belleza, su inteligencia, su autonomía y valor… y es difícil convencerla de lo contrario, así es que ahí es cuando me acuerdo de mi yo preadolescente, y trato de ser con ella como me hubiera gustado que fueran conmigo, y la abrazo, la dejo ser… a veces me enojo igual… camino un poco … inhalo amor y como siempre bromeo, invoco a Marias Montessori y voy a su pieza y trato de darle algo de calma a su corazoncito que esta empezando la etapa mas extraña de la vida.

Lo lindo eso si, es que aun es mi bebe, y eso nunca dejará de ser, y la tomo en brazos, y dormimos cucharita, vemos películas abrazaditas, caminamos por la calle de la mano, nos tratamos con amor, y hasta cuando nos enojamos, nos queremos, y eso es mas importante para mi que para ella, estoy segura, porque ella siempre ha tenido eso, y yo no, entonces cada detalle pequeño de nuestra interacción es, para mi, una emoción enorme. Creo que poco a poco voy consiguiendo la familia que siempre anhelé, desde que era muy chica. Con los dos perros y la hija mas linda del mundo mundial.

Entonces siento que ya no nos queda mucho el nombre de mujer y media, podría ser mujer y mujer, jajaja, pero es medio ambiguo el título, aunque una vez alguien me dijo que mi ego era tan grande que me creía mas que una mujer, UNA MUJER Y MEDIA, jajajajaja… era un guapo joven que quedó descartado por weón, jajajaja..

No se si se acabe este blog, porque ahora justo me compre un compu pa usar (antes escribía desde el de la pega pero era incomodo, la verdad) y la inspiración llega y llegará y como mi cabeza anda a dosmilchorrocientos por hora hay veces en las que necesito expresar, escribir, hacer fotos, manualidades, arte, no se… cocinar, de lo que sea…. siempre me pregunte por que escribir un blog, porque famosa no quiero ser, a menos que eso me lleve a conocer a Harry Styles y que nos casemos, pero difícil lo encuentro. La cosa es que siempre escribo porque necesito drenar tanto pensamiento, que ni siquiera siento que sea un gran aporte para el mundo, pero si me sirve ….

Llevo semanas de insomnio, mi cabeza vuela de un lado a otro y es tanto que hasta sueño en las cosas que pienso durante el día, y me da lata dormir porque soñaré y lo mismo despertar… cachen la cantidad de temas por los que paso en este post, pa que se hagan una mínima idea…