2 MESES

Hace dos meses comenzó este hermoso movimiento social y la primera semana la recuerdo con total claridad.

Recuerdo que durante la semana del 18/10 mis compañeros de pega hablaban sobre los delincuentes que estaban evadiendo en el metro, que las micros, que los carabineros.  Yo camino para llegar a la oficina y no veo noticias (tampoco uso fbk) entonces solo me enteraba por fotos de lo que sucedia (de IG) y veía algo hermoso que comenzaba a gestarse, estudiantes evadiendo pagar en el metro porque el pasaje subía otra vez, y en esta ocasion muchos pasajeros adultos apoyandolos… era imposible no prestar atención a ese detalle, cuando los de la tele preguntaban que tanto les molestaba que por culpa de «manifestaciones no pudieran llegar a tiempo a su trabajo» la respuesta que mas se repetía era que apoyaban el movimiento.

Ese viernes (18/10) caminé a casa como siempre, pero en esta oportunidad no iba sola, eran muchos… ERAN TODOS!!!, me apuré a llegar por porota y la invité al cine, porque queriamos ver Malefica2 y porque yo quería que viera esto, las calles llenas de transeuntes, conversamos mucho camino al cine, sobre lo que ocurria, que la gente unida, que las diferencias sociales abismantes, que los pacos estaban empezando a usar la fuerza desmedida.  Llegamos al cine pero no pudimos ver la peli, muchas personas decidieron hacer la hora ahi mismo, pero dejamos las entradas compradas para el domingo. (recuerdo los primeros helicopteros sobrevolando y ese ruido, videos de ig que dejaban ver claramente que habia un problema en la fuerza que estaban usando para dispersar marchas y protestas).

El sábado 19/10 fuimos al cumple de Jonah, recuerdo que Freddy nos acompaño un rato (un amigo) y salió, dijo que iria por nosotras despues para llevarnos al depa.  En ese carrete extrañé a uno de los amigos que siempre está (amigo del grupo de Carlos y Jonah) y me dijeron que el estaba vetado ese día, por ser de derecha.  Fue un cumpleaños diferente, se hablo de diferencias sociales, se hablo de violencia, de política, mientras los helicopteros pasaban volando bajito, con pacos o milicos asomados (como en las peliculas) y de pronto alguien dice que prendan la tele, que TOQUE DE QUEDA, se me heló la sangre, toque de queda? que chucha? … decian que no, que si, que desde las 22:00 que desde ese instante… hasta que se confirmó, y se me hizo un nudo en el corazon.  Crecí escuchando historias de la epoca de la dictadura, toque de queda era algo completamente asociado a ese momento de nuestra historia y me dio miedo.  Tenía que saber explicarle esto a porota, pero ni yo era capaz de entender el por que.

Eran cerca de las 18:00, el toque de queda empezaba a las 20:00, teniamos que irnos al depa, pero ya no habían micros, pocas estaciones de metro funcionando, le pedí a Freddy que fuera por nosotras, llegó al rato y se apuró, mientras recorriamos el camino entre las condes y stgo centro me daba una angustia extraña, se veian cada vez menos autos particulares, muchos pacos, muchos milicos, en instagram el sentimiento era generalizado, lo que inicialmente era un rolleye por las absurdas decisiones del presidente ahora se transformaban en frustración.  Cuando porota se durmió sin comprender bien lo del toque de queda, lloré, me senti realmente sola, con porota a cargo, los perros a cargo, y completamente incapaz de defenderlos, de ser la cabeza de esta familia, fragil, peor que para los terremotos, porque como ciudadanos estabamos siendo violentados, atacados.

El domingo fue un poco mas de lo mismo, mi mamá me llamaba para saber si estabamos bien, porque los saqueos, segun mostraban en la tele, tenian a nuestra capital desabastecida, tenia miedo de salir, de ver a un paco, o a un milico, tuve ansiedad y angustia, miedo… fui a comprar algo para comer, por suerte teniamos lo suficiente para unos días y no hubo que buscar nada vital.  El wazap de la ofi se llenaba de mensajes hablando sobre ir o no ir al dia siguiente a trabajar, en un desafortunado comentario mi jefa (nueva) me dice que vea como resuelvo eso de que alguien cuide a porota para poder ir a la pega, que mi familia…. soy respetuosa y conciliadora, pero ahi se me quebró la paciencia, como chucha iba a llevar a mi hija donde mis papas si no habia metro, ni micros? y POR QUE EN UN MOMENTO COMO ESTE DEBIA PRIORIZAR MI TRABAJO POR SOBRE MI HIJA????, por suerte la gerencia fue mas razonable y nuestra área no fue a trabajar, ya el lunes me organicé y nuevamente Freddy nos salvó y nos llevó donde mis papas (ha sido un gran protagonista de mi 2019, y lo adoro).  Vimos como saqueaban un supermercado y como un guardia disparaba a estas personas que se llevaban unas bebidas, papas fritas y lo que quedaba, a la vuelta ya estaban los milicos, tenian a varios de los vecinos del sector en filas caminando con los brazos sobre la cabeza mientras ellos los dirigian con sus tremendas armas, crecí viendo películas asi, verlo en vivo es horrible.

Comenzaron a aparecer cadáveres en los saqueos (y posteriores incendios), la violencia de los milicos era inhumana, no entendía (aun no comprendo) como mierda los mismos compatriotas, que vienen de familias pobres, actuaban asi, los cambios que pedimos son cambios transversales y beneficiaran a cada ciudadano, incluyendo sus familia, pero por alguna extraña razón, se comportaban como si estuvieran en guerra, una guerra donde los protegidos son los de la clase social mas acomodada (la minoría de este país), y el pueblo del que defendian a esos privilegiados solo tenía cacerolas, cucharas de palo, carteles y canticos.  Cada vez que abría Instagram lloraba, me sentia palhoyo de frustracion, y una sensacion horrible, ver esa maldad humana, no hay palabras para describir estas emociones.

Uno de los días de toque de queda (cuando empezó a las 20:00) nos topamos con un grupo de milicos o pacos (ya ni se) que se movian en camioneta, nosotras estabamos en la calle a las 08:05 (nos atrasamos en la marcha del barrio), yo asumo que estaba despues de la hora permitida en la calle pero segun el protocolo correspondiente, aperraba no mas, sin embargo de una de las dos camionetas que pasaron junto a nosotras (y se detenian al llegar a nuestro lado) un weon asqueroso nos mira fijamente y nos dice con un tono de viejocaliente «buenasnoshes señoritassss», juro que no tuve miedo de que nos hicieran control de identidad o lo que fuera, TUVE TERROR de que ese hombre podía hacernos lo que quisiera, tocarnos, violarnos, pegarnos, LO QUE QUISIERA, con total impunidad, seguimos mirando hacia adelante, sin embargo mire de reojo un segundo a la camioneta y uno de sus compañeros, al oirlo decir esto bajó la mirada, eso me dio mas frustracion (hay dos tipos de pacos/milicos, el que abusa y el que no hace nada al ver al otro abusar), el weon asqueroso se reia, la camioneta paró junto a nosotras, seguimos caminando.  Desde un edificio empezaron a gritarles «vayanse a sus cuarteles milicos culiaos» y este wn asqueroso los saluda y sonrie burlandose, por suerte gracias a esos gritos, es que la camioneta partió, pero la sensacion de vulnerabilidad culia aun la tengo, es la peor parte de todo lo que ocurre en Chile, esos ineptos tiene absoluta libertad y respaldo del gobierno.  Por suerte en el depa estaba Migue y su amigo Migue (ja) que vinieron  a hacer fotos y cuando llegué al depa, ademas de tomarme al seco una chela, pude compartir con ellos y estar menos desesperada, a Migue un paco le disparó un balin, el que le dio a un fotografo que estaba junto a él, asi es que tambien estaba de animo especial.  Conversamos mucho y pucha que eso ayuda, la contencion aunque sea evasiva (hablando de puras weas chistosas).

Para la gran primera marcha de Chile, hermosa y con mas de 1.000.000 de compatriotas fuimos con porota, queria, necesitaba, mostrarle que lo que pasa en nuestro país es mas de lo que muestran las noticias (de hecho sobre todo al comienzo del estallido social, lo que mostraba la maldita tele era todo lo contrario) y como se quedó en casa de mis papas, veía noticias y todo eso… fue hermoso ver tantos grupos unidos, cuidandonos entre todos (nos avisaban si habia lacrimogena mas adelante, para que nos quedaramos un rato esperando que pasara el olor, por los niños), era tanta gente que solo llegamos al GAM, y luego nos fuimos al forestal para que Porota y Agus jugaran un rato, se escuchaban balazos, se veia gente correr, helicopteros, no era un dia normal de juegos, pero los niños comprendieron bastante, y eso era lo importante.

Seguimos participando de forma separada de las grandes marchas, nos reunimos con el grupo del barrio, primero con el barrio Yungay  y luego Plaza Brasil, donde sigo compartiendo y conociendo vecinos, avivando la vida de barrio, el apoyo vecinal y todo eso que era inexistente.

Esto aun no termina, el gobierno es un esposo maltratador, y se mantiene en su postura de inventar weas, las ultimas (todas en verdad) declaraciones del presidente son absurdas y horribles, pero seguimos, seguimos y seguiremos, no se lo que podamos lograr pero ya no sera como antes, se respira cambio y mi porota es parte y testigo, y eso me encanta.

amo mas que nunca a mi chilito lindo

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s