Qué tanto?

No es la frase shoriza, sino que una pregunta real a la que me he visto enfrentada estos ultimos días.

La vida de mi ex, intento que no me moleste en el día a día.  He aprendido a conocer sus mañas como ex (que son harto peores que como pareja), a tratar de maquillar sus pendejadas delante de porota, como dice el hermoso meme que recomienda no hablarle mal de sus padres a los hijos porque ellos solos se daran cuenta y bla bla bla.

Sin embargo ayer viví una cuestión que me hizo pensar en que tanto debemos hacernos cargo de las actitudes despreocupadas de los ex.

Partiendo de la base de que este papá de porota es papá “presente”, que paga la pensión y cumple con los fines de semana por medio (no es fanático, pero cumple).  No es de los hinchadores que piden ver a los hijos en la semana, no me pide excepciones de fin de semana seguidos, no pide sacarla de la capital en días de semana… nada de eso, me ha sido fácil la cosa de organizarme, y al final cuando tengo problemas con él, he conseguido mantener al margen a la porota.

Pero ayer lunes, a las 5:30 AM veo un mensaje que me envió la noche anterior donde me dice que el lunes no podrá ir por porota al colegio (él la va a buscar a diario), que me coordine con eso.  A la hora que envió el mensaje yo dormía, pero no insistió mas allá, no me llamó, no intento resolverlo por su parte (tenía compromiso a las 16:00, porota sale a las 15:15, igual podría haber ido por ella antes, como ha hecho varias veces).  El punto es que ahi estaba yo, a las 5:30 AM, sin saber que cresta hacer con porota, porque podía mandarla a clases pero y si quien creía que podría ir a buscarla no podía? yo no tengo opcion de salir a buscarla, menos asi de pronto, porque mi partner está con licencia y sería sumarle un cacho al tema laboral… asi es que decidí que lo mejor era que ella no fuera a clases.  Despertó cuando me levanté y cuando le conté que no tendría clases se puso a llorar, me decía que la noche anterior yo le dije que iría.  Me tocó en la sinceridad, ahi no pos perrito, jajaja.  Una de las cosas que mas me preocupa como mamá es jamas mentirle a la gorda, porque ella debe ser 100% sincera conmigo.

Con el alma en mil pedazos y viendo a mi porota llorar le dije que no podía ir al colegio porque su papá me avisó a ultima hora que no podría ir por ella… que si me decía antes yo resolvía y la mandaba al colegio pero no me llamó y solo me mandó un mensaje que leí al despertar y a esa hora no podía solucionarlo.

Entendió y aunque se quedó re triste en casa, pude venirme a la ofi, con (como decimos los chilenos) la mierda hirviendo… y es que una vez mas puteaba a la existencia de ese ser que me tocó por ex (ja!)

Igual ya menos emputecida, a eso de las 20:00 (si, estuve todo el día enojada) pensaba sobre mi responsabilidad como mamá para proteger la imagen del padre mandateunacagaita, está claro que los casos extremos de engaños y violencia verbal o lo que sea no deban contarsele a los hijos porque son temas de pareja, pero hasta que punto hay que “limpiar la imagen” del weas del ex? Si llega siempre tarde, si no cumple los compromisos acordados para los hijos? si es weon weon? si no toma con seriedad cosas como las del colegio de su hija?

Ayer igual me cansé y a la chucha la psicología pro papito, porque estaba en tela de juicio mi sinceridad ante a porota, y esa wea es intocable.

Igual aun estoy enojada, tanto! pero estoy trabajando en cada día depender logísticamente menos de él, y el unico perdedor acá será el.

 

Si, es un post enojado, pero menos mal no lo escribí ayer =)

Anuncios

6 comentarios en “Qué tanto?

  1. Uuuuyyyy!!!! Como no enojarse po wn.
    Este loco nunca se va a avispar… que pena, es verdad eso que porota se va a empezar a dar cuneta solita de cómo es su papá

  2. Oh, como te entiendo., tengo para escribir un libraco de cosas así, pero sabes? Tanta wea penca del papá de mi hija me ha servido para que en mi actual pega pueda enfrentar la manza cagaita que hay sin inmutarme, sin frustrarme, con un carácter y una paciencia que hasta yo misma me sorprendo,porque de lo penca he aprendido… Me aplaudo de pie a mi y a todas las que lidiamos dia a dia con wueas pencas,con papás pelotudos pencas,luchando, mejorando, dando siempre lo mejor

    1. Yo creo que la paciencia se me esta acabando, antes era super paciente con estas cosas, pero ahora me aburro rapidito, y no me agrada. Igual no se si es eso o que el esta cada día mas pavo,jajajaja…
      Igual puedo con las pruebas del día a día porque siempre he sido paciente con mi entorno y bla bla bla.
      No le veo el lado weno a esto en verdad, solo es una piedra en el zapato. que crece, crece, jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s